Caminando por el calafate nos encontramos con esta pastelería “Don Luis” y por fin probé algunas de las famosas “facturas”. Les recomiendo el lugar!