Restaurante Panorámico Evo – Chef Santi Santamaría

Evo_03-200x213Hace algunos días regrese de mis vacaciones por Europa y este es mi primer post sobre algunas de las experiencias que viví por allá. Intente hacer reservación para visitar el afamado restaurante “El Bulli” pero como fue imposible, nos decidimos por el restaurante panorámico Evo, ubicado en Barcelona o más exactamente en L’Hospitalet de Llobregat, en una cúpula acristalada construida a 105 metros de altura con 24 metros de diámetro, sobre el Hotel Hesperia Tower 5 estrellas, a 5 minutos del aeropuerto, que cuenta además con una espectacular vista al mar y a la nueva zona de negocios de Barcelona y por supuesto con la propuesta gastronómica del prestigioso chef Santi Santamaría.

La cocina no viaja, son las personas con apetito culturalmente curioso las que se desplazan para gozar de la gastronomía. Santi Santamaría

El chef Santi Santamaría cuenta con tres estrellas Michelín en su restaurante Can Fabes (Sant Celoni), y otras dos en su restaurante Sant Celoni ubicado en el Hotel Hesperia Madrid y eso fue suficiente para llamarnos la atención sobre su relativamente nuevo restaurante Evo (Inagurado en el año 2006), aprovechando nuestra estadía en Barcelona. No se permiten hacer reservas para

Toda la experiencia en el restaurante es, como diría un amigo peruano, “alucinante”. Llegas a la recepción del hotel y después de preguntar por el restaurante, te conducen hasta el ascensor y con una tarjeta marcan el último piso que es donde queda el restaurante. Solo se puede marcar pisos en el ascensor usando la tarjeta, algo típico de los hoteles. Una vez en el restaurante se nota que fue diseñado pensando incluso en personas discapacitadas con una rampa que permite acceder a los diferentes sectores, tiene una capacidad de 50 personas, incluyendo un espacio privado con una mesa para 14 personas situado en el mismo ambiente del restaurante, se permite fumar y aunque no se obliga a vestir de etiqueta, aconsejan que no se vaya en ropa deportiva. El ambiente es bastante agradable. Algo curioso al menos para mi es que los baños están dos pisos abajo y con el tema de la tarjeta para poder llamar el ascensor, se hace algo larga una ida al baño.

El servicio es impecable, pedimos el menú de degustación que es en 7 tiempos, esto es te sirven un plato y te explican que es, luego otro y así. Los meseros son impecables, muy atentos, alguno de ellos hablaba muy rápido, tanto que en ocasiones no le entendía. La comida es excelente, los quesos son simplemente deliciosos y hay para todos los gustos, la carta tiene una selección grande de vinos principalmente de España, muchos de bodega y viña mas que de denominación de origen o marca. Cuando llegamos a los quesos ya habíamos terminado la botella de vino que pedimos y se acerca el sumilier y nos sirve mas vino porque según él es un pecado comer queso sin degustarlo con vino y tiene mucha razón. Los vinos son algo costosos para lo que se ve de precios en otros lados.

El precio es de unos 150 euros incluido iva sin las bebidas lo que puede llegar a salir en unos 190 euros por persona, algo costoso pero me parece que se experimenta lo que se paga. En resumen se lo recomendaría a quienes puedan pagar el precio y disfruten de la comida particularmente catalana pero con gusto internacional.

Datos del restaurante:

Dirección: Gran Vía, 144. L’ Hospitalet de Llobregat Barcelona 08907. Como llegar?
Teléfono: 934135030
Reservas: 934135030
Gerente y Director Gastronómico: Santi Santamaría.
Jefe Cocina: Ismael Alegría
Jefe Sala: Jose Luis Diéguez
Sumilier: Arnaud Echalier
Website: http://www.restauranteevo.es

Restaurante Panorámico Evo – Chef Santi Santamaría

Restaurante Suruba

suruba2

Me habían hablado muy bien de este restaurante y este sábado pasado lo visite. El concepto del restaurante tiene mucho que ver con el significado de su nombre “Suruba” que es una palabra en portugués que significa “orgía” y es que es una muy agradable orgía de sabores la que podemos disfrutar. La idea del restaurante es compartir sabores (hmm, excelente analógia con una orgía, no creen?) y para ello todos los platos vienen divididos en porciones pequeñas que faciliten compartir. Y es que todo lo que aparece en la carta es para compartir, desde las botanas ($12 mil pesos), los antipastos ($11 mil pesos), las sopas ($6 mil pesos), los pescados ($19 mil pesos), viandas ($16 mil pesos) y los calderos ($14 mil pesos) hasta los postres. Como bien los reseña su sitio web, bastante simple como el concepto del restaurante y lo cito textual:

Suruba ofrece una orgi­a de sabores
para degustar y compartir.
“SMALL PLATES” la ultima
tendencia, es el boom gastronomico
para vivir un momento que usted
recordara por siempre.

El mesero que nos atendió se esmeró en hacernos entender el concepto, explicando que el concepto se basa en estudio de científicos que dicen demostrar que después del cuarto bocado de comida, el sentido del gusto no recibe mas estimulación haciendo que la comida ya no sepa a nada más, bueno y es algo que puedo decir que cualquiera ha experimentado, sobre todo con alimentos como la carne, donde los últimos bocados de una porción generosa ya no saben igual. En realidad no tengo queja alguna del servicio, me gusto mucho la sencillez de los platos y lo curioso de la combinación de sabores sin llegar a exagerar.

Probamos de todo un poco, comenzando por una botanas, alas de pollo sureñas en BBQ de tamarindo, unos realmente excelentes tacos de pato confitado en jalea de ciruelas, y como antipasto un portobello relleno, en queso brie y jugo de pimentón, raro verdad pero nada mal. De plato “fuerte” también compartido disfrutamos del atún en tataki (atún sellado en ajonjolí), roast beef de posta negra y del shawarma de cordero (mi recomendación) y todo esto lo acompañamos con un muy rico y oloroso arroz frito. De tomar nada mejor que acompañarlo con un vino de reserva. En realidad es muy difícil escoger porque hay gran variedad y para todos los gustos, y por eso quedan siempre las ganas de volver.

El sitio tiene un ambiente muy agradable como para ir a disfrutar un largo rato, diría que especialmente en la noche, disfrutando sabores y conversando ya que el hecho de que todos los platos sean para compartir hace que las veladas se conviertan casi en tertulias y se pase el tiempo sin que nos demos cuenta, mi visita fue de casi 4 horas que ni sentí. Felicitaciones a sus chef propietarios Laura Jaramillo y Mario Martinez, por tan buen restaurante, en la opinión de un novato. Si alguien más lo visita y quiere comentar algo, bienvenido sea.

Enlace:

http://www.restaurantesuruba.com/

Dirección: Calle 69a no. 4-40 zona G – Bogota – Colombia Teléfonos: 312 29 39 / 311 5065065

 

Restaurante Suruba

Restaurante La Bonga del Sinú

bongadelsinu-450x251

Hace ya algún tiempo que quería visitar este restaurante, en especial porque me habían hablado de los chicharrones y del suero costeño que les confieso me encantan, incluso hace un par de semanas fui y estaba tan lleno que tuve que buscar otro restaurante pero hoy si fue el día, claro que para clasificar a entrada fácil tuve que llegar temprano, a eso de la 1pm pasadas porque media hora después estaba lleno. Al ubicarte en la mesa te traen una vasija con patacones y suero costeño verdaderamente delicioso. El restaurante se especializa en carnes y existen algunas opciones de pescados en un ambiente costeño bastante agradable y familiar. Existen 4 opciones de entradas entre las cuales mi favorita son los chicharrones que son servidos acompañados de yuca cocida que es el acompañamiento ideal. Los precios de las entradas oscilan entre 7 mill y 15 mil pesos. Entre los platos encontramos diversas variedades de carnes, divididas en res, cerdo, pescados, algunos llamados cortes especiales, brochetas y un par de opciones de pollo y opciones mixtas cuyos precios oscilan entre 17 y 32 mil pesos. Yo seleccione una picada llamada Chicholo (Chicharrón, Chorizo y lomito) que viene con acompañamiento de yuca cocida. Este plato es perfectamente para dos personas e incluso tres si es que no se tiene mucho apetito. De tomar existen algunas opciones de jugos, gaseosas y algo que me llamo la atención es que tienen una extensa carta de vinos italianos, franceses, españoles, chilenos y para el ambiente del restaurante y la cultura colombiana me parece algo exagerada ya que la gente prefiere un jugo, gaseosa o cerveza como acompañamiento a los chicharrones y las carnes, de todas formas interesante. En la carta no están listados los postres pero tiene una pequeña selección nada especial pero típica. Algo interesante es que para llevar venden el suero costeño que es delicioso para acompañar carnes. Yo soy un carnivoro declarado y la verdad me gusto mucho y se los recomiendo. Hay varios restaurantes en Bogotá, al que fui es el ubicado en la 116 con 19 y como les comente es algo congestionado los fines de semana, así que es mejor hacer reservaciones si no se quiere esperar. Existen sucursales en otras ciudades de Colombia como en Montería, Barranquilla y Cartagena.

Dirección: Cll 116 No. 19 – 89 Bogotá, Colombia. Teléfonos: 5219494 – 5219418

Otra sucursal queda cerca al parque de la 93 y esta es la dirección

Dirección: Cra. 14 No. 93-88 Bogotá, Colombia.Teléfonos: 2573253

Por si se pierden en la sección de enlaces dejo un link a un mapa con la ubicación del restaurante de la 116.

Enlaces:

http://labongadelsinu.com

Ubicación en mapa de Bogotá (www.bogota.gov.co)

 

Restaurante La Bonga del Sinú

Restaurante Tony Roma’s

Esta vez me fue mal visitando un restaurante. Pues les cuento que hoy después de hacer algunas compras, recordé las Baby Back Ribs famosas del restaurante Tony Roma’s de la Zona G en Bogotá y quise probarlas de nuevo así que nos dirigimos hacia allá. Cuando llegamos el restaurante tenia bastantes mesas ocupadas pero no estaba lleno, y pudimos elegir donde sentarnos, y lo hicimos en el segundo piso. A eso de las 3 de la tarde el mesero nos tomaba el pedido, lo recuerdo bien porque revise la hora y porque tenía mucha hambre. Pedimos una entrada y lo de tomar e hicimos nuestro pedido de costillitas. Una hora después los vecinos de mesa, un grupo familiar de unas 5 o 6 personas que llegaron unos 5 minutos después que nosotros, molestos dejaban el lugar porque llevaban una hora esperando sin que les llevaran el pedido. Cerca a nosotros habían otras dos mesas grandes en la misma situación, cada una con 6 personas que ya se encontraban allí cuando llegamos al restaurante, esperando el pedido que no llegaba. Llamamos al mesero quien nos dice que tienen mucha gente pero que en 7 minutos sale nuestro pedido. Esperamos unos 12 minutos más y no llegando el pedido y viendo que vecinos de mesas, con grupos más grandes (nosotros éramos solo dos) llevaban aun más tiempo que nosotros esperando, decidimos dejar el restaurante. En la caja llene el formato de quejas, pague lo que consumimos y salimos del restaurante. Al salir me doy cuenta que el primer piso estaba casi desocupado, y es así como me quede con las ganas de comer costillitas. Se entiende que si vas a un restaurante, los platos los preparan en la medida que se hacen los pedidos y es por esto que toma tiempo, no es una comida rápida y pagas por eso, pero hay límites para todo y 1 hora 15 minutos de espera y la adición de ver la misma situación en mesas de al lado es el límite que no estoy dispuesto a dejar pasar. Es una lastima porque he estado allí en otras oportunidades y no ha estado mal, es más me encantan las costillitas del lugar, así que mi queja no es por la comida sino por la falta de respeto con las personas. Si tienen problemas algún día por la razón que sea, deberían decírselo a sus clientes, muchas personas van con el tiempo contado y si de ante mano se sabe un estimado de tiempo, así sea de una hora para ser servidos, los clientes pueden decidir. Espero que arreglen el problema que tienen, no se si fue puntual de mi visita de hoy o es algo usual, porque la comida es rica y es una pena que estas cosas pasen ya que alguien que vaya por primera vez no se llevara una buena impresión y tal vez no vuelva.

Dirección: Cra 6 69A-20 Bogotá, colombia. Tel.: 249-5271

 

Restaurante Tony Roma’s

Restaurante Brisa Marina E.U.

Tuve oportunidad de visitar el restaurante Brisa Marina E. U. y les cuento que si en Bogotá quieren algún fin de semana ir a comer pescados o mariscos, esta es una excelente opción. La carta consta de Entradas (entre 5 mil y 18 mil pesos), Mariscos (entre 30 mil y 42 mil pesos), Filetes (entre 25 mil y 34 mil pesos) y Pescados (entre 22 y 48 mil pesos). Como entrada seleccionamos unos camarones apanados, viene en una cesta y son bastantes, la porción es como para 3-4 personas, al fin y al cabo no queremos llenarnos con la entrada porque después viene lo mejor. Todos decidimos comer pescado, a excepción de mi hermana que opto por la cazuela de mariscos. Los comentarios de mis amigos que ya habían estado allí en anteriores ocasiones fueron a favor de los pescados y en contra de los filetes, no puedo dar mi opinión porque no he probado los filetes pero supongo que los comentarios se debían al tamaño de los filetes comparado con los pescados. Cuando seleccionas pescado, puedes escogerlo por tamaño y de esto depende el precio, no había opción grande ($48 mil pesos) así que optamos por el Pargo Rojo mediano ($36 mil pesos) y fue una excelente opción, estaba muy rico. En la carta hay una opción bastante limitada de vinos, también hay licores (Whisky, vodka, brandy, ron, cognac) y para los que no beben licores algunas opciones no muy variadas de jugos, limonada, gaseosas y cervezas. Tiene también algunas opciones de postres para terminar con la comilona. Me gusto y repetiría la visita. Otra cosa es que tienen parqueadero vigilado. La dirección en internet es:
http://www.brisamarina.com.co/

Dirección: Diagonal 40 Nro. 49A-42, Bogotá, Colombia. Tel.: 2214606/2214697

Restaurante Brisa Marina E.U.

Restaurante 80 Sillas

Tenía varias referencias del restaurante y muchas ganas de visitarlo y se dio la oportunidad con ocasión del cumpleaños de un amigo muy querido de la Universidad. Llegamos (Mi hermanita, Javier y yo) con la curiosidad de si en verdad el restaurante tiene 80 sillas, la verdad lo dudo porque eso significaría que son aproximadamente 20 mesas de a 4 sillas por mesa en promedio y me pareció más grande que eso, aunque vale anotar que no las conté. La especialidad son filetes de pescado con diferentes preparaciones y ceviches variados, la carta esta dividida en “Ceviches”, “Fuera de ceviches”, “Filetes” y “Fuera de filetes”, además de una lista corta de solo 4 postres. Los precios para los ceviches oscilan entre los 6 mil y 15 mil pesos y para los filetes hay precios de 25 mil (180 gramos) y 30 mil (250 gramos). Hay unas 5 o 6 preparaciones diferentes para los filetes y puedes escoger cualquiera de ellas para las diferentes opciones de pescado. Personalmente probé el Róbalo con preparación “Steak Pimienta” y estaba fabuloso. También hay una lista de unas ocho opciones de acompañamientos, opte por el puré de papa criolla y estaba muy rico. En cuanto a vinos, tiene una carta separada de vinos para todos los gustos y si no sabes escoger, te ayudan a seleccionar y parecen saber del tema ya que probamos un vino blanco chileno que estaba perfecto. La atención es excelente, sin que hubiésemos dicho nada le trajeron a Javier en el plato del postre, escrito con chocolate “Happy Birthday”, me pareció chévere el detalle. Repetire la visita en alguna otra oportunidad.

Ubicación: Calle 118 No. 7-09 Usaquén, Bogota. Teléfonos: 6192471 / 72.

 

Restaurante 80 Sillas

Restaurante Sagal

Bueno, hace tiempos había visitado este restaurante especializado en carnes y el día de ayer lo volví a visitar, de nuevo con ocasión del cumpleaños de otra compañera de trabajo (Betty, Feliz cumpleaños). En realidad es una cadena de restaurantes, investigue un poco y encontre que hay cuatro (4), todos en bogota. El sitio es muy agradable y la carne es realmente deliciosa. Para el que este interesado puede ver mas información en su sitio web www.sagal.com.co.

Ubicación: Calle 93B 13-68 Bogota, Colombia. Tél. 6115775 ó 6165439.

Restaurante Sagal