Alepruz

m. coloquial. Cundinamarca, Boyaca. y Santander (Colombia). Muchacho inquieto.

Esta palabreja era usada por mi madre cada vez que alguno de sus inquietos hijos se portaba mal o hacia daños en la casa como romper alguna matera por andar jugando fútbol o cualquier otra travesura, pero hasta el día de hoy me dio por investigar su significado, claro, por contexto es fácil adivinar a que se refiere pero tenia curiosidad por saber si existía realmente. En realidad esta palabra es un Colombianismo según este sitio y ahí se las dejo por si alguien también tenia la duda

 

Alepruz

Eliminados los bookmarks del blog

Desde hace algunos días he bajado el ritmo de escribir en el blog y es que a veces no hay mucho tiempo y me he dado cuenta de una cosa tal vez molesta y es que la primera página terminó llena de notas automáticas que hace mi cuenta de del.icio.us sobre los favoritos agregados durante el día. Pues esto debe ser molesto para todas las personas que están suscritas al feed del blog porque no es que les interese, tal vez alguno que otro vea interesantes algunos enlaces pero creo que son mas relleno que otra cosa y además dañaba un poco la nube de tags de categorías, así que pido disculpas por esta situación y acabo de eliminar todas las notas automáticas de del.icio.us. Si alguien sigue interesado en ver los enlaces que agrego diariamente puede consultar mi cuenta de del.icio.us a la que pueden acceder desde el blogroll (Mis Bookmarks). Aquí les dejo una nota interesante sobre este tema a cargo del Blog SIGT.net

Enlace:

Un apunte sobre entradas de relleno

 

Eliminados los bookmarks del blog

Fuerzabruta

fuerzabruta

Y no me equivoque en el título del post, el show se llama así “Fuerzabruta”, con las dos palabras pegadas. Últimamente dejo para último segundo estas cosas y en esta ocasión si no es por mi hermana no voy a ver este espectáculo y me hubiese perdido algo único. Fui a la última función que hizo este grupo de teatro argentino en Bogota y debo decir que volvería a ir si se me presenta la oportunidad. Debo decir que no es un show para todo el mundo y aunque leí por ahí que es para mayores de 12 años y no es apto para señoras embarazadas, debo agregar que personas mayores o que por alguna razón no puedan estar de pie por mucho tiempo tampoco deberían asistir porque son alrededor de dos horas de pie desde que llegas, esperas entras, ves el show y sales, y dependiendo de tu ubicación puede ser que te empujen, quedes atrapado en medio de muchas personas que quieran participar del show y la energía contagiosa que produce ver a “Fuerzabruta”. También debes ir preparado para salir mojado porque en parte del show se arma una especie de fiesta electrónica donde los integrantes del grupo se mezclan con el público y los incitan a saltar al ritmo de la música mientras el DJ lanza agua hacia todos lados, bastante divertido para algunos y tal vez no tanto para otros. Me gusto mucho el show aunque no lo compararía con el Cirque du Soleil, como hacen por ahí (He estado en dos shows diferentes del Cirque Du Soleil y es algo sin igual). Por último los dejo con la descripción de lo que es “Fuerzabruta”, no se lo pierdan si esta en su país y tienen oportunidad de verlo.

En Fuerzabruta los actores caminan sobre el agua, se suspenden en el aire simulando una catarsis, rompen puertas con su cuerpo, corren en un camino sin fin e involucran al público para que sean parte del espectáculo. Pronto el set del DJ rompe la pared y aparece en el aire con sus acetatos, sintetizadores y tornamesas, y la adrenalina sube, los sentidos cambian, las luces nos trasladan a un mundo descarnadamente real. El espacio se contrae y se expande continuamente. El protagonista muere al iniciar el show. Y en un abrir y cerrar de ojos cambiamos de escenario…

Ahora estamos bajo el agua, viendo la sensualidad de los cuerpos de sirenas que se despiertan en la superficie, sobre cada uno de nosotros. Sin embargo la música se acelera, las sorpresas se hacen cada vez más inmediatas, llegan de todos los costados, se suceden entre espejos, de manera paralela, alteran todos los sentidos, el ritmo cardiaco se dispara y Fuerzabruta se toma tu ser.

Enlace:

http://www.fuerzabruta.net/

 

Fuerzabruta

Película: El número 23 – The number 23

Number23wpDirección: Joel Schumacher.
País: USA.
Año: 2007.
Duración: 95 min.
Género: Thriller.
Interpretación: Jim Carrey (Walter Sparrow/detective Fingerling), Virginia Madsen (Agatha Sparrow/Fabrizia), Danny Huston (Dr. Isaac French/Dr. Miles Phoenix), Logan Lerman (Robin Sparrow/joven Fingerling), Rhona Mitra (Laura Tollins), Lynn Collins (rubia suicida/Sra. Dobkins).
Guión: Fernley Phillips.
Producción: Beau Flynn y Tripp Vinson.
Música: Harry Gregson-Williams.
Fotografía: Matthew J. Libatique.
Montaje: Mark Stevens.
Diseño de producción: Andrew Laws.
Vestuario: Daniel Orlandi.

Sinopsis: Atrapado en una espiral obsesiva con el número 23, Walter Sparrow (Jim Carrey) convierte su vida en un auténtico infierno que podría conducirlo a su propia muerte e incluso provocar la de sus seres queridos. Estimulado por una misteriosa novela, Walter se ve obligado a descifrar los secretos de su pasado antes de poder proseguir su futuro con su esposa, Agatha (Virginia Madsen), y su hijo adolescente, Robin (Logan Lerman). La novela, regalo de su mujer, trata de una serie de misteriosos asesinatos y parece reflejar la vida de Walter de una forma oscura e incontrolable.

Mi opinión: Desde que vi el título supuse que esta película era mala pero como siempre digo hay que verla para hacerse a una opinión propia. Tuve mucha curiosidad por ver a Jim Carrey haciendo de nuevo una película no cómica y en este caso un thriller y la verdad es que no lo hace mal en este tipo de papeles aunque es difícil dejar de ver en sus expresiones la continuas muecas exageradas de sus películas cómicas. Debo confesar que siento alguna atracción por las películas de suspenso que tienen historias en las que se deben ir descubriendo cosas, siempre por malas que sean me espero hasta el final para en muchos casos, darme cuenta que mi suposición inicial estaba acertada y este es el caso con esta película, es una historia muy predecible y bastante aburrida (cabecee unas 23 veces durante la película y eso que la vi una tarde y no estaba cansado, por poco y falto al código de etiqueta de ir a cine ) con diálogos muy malos, que en realidad pretende pero no logra generar suspenso y que al contrario algunas escenas generan algo de risa (Reí 23 veces contadas al ver las caras de Jim Carrey). Creo que esta solo le puede interesar al que este obsesionado con el número 23 y que tal vez se sienta identificado con Walter Sparrow y seguro que querrá verla y repetírsela 23 veces para seguir con la obsesión numerológica.

Película: El número 23 – The number 23