Restaurante Panorámico Evo – Chef Santi Santamaría

Evo_03-200x213Hace algunos días regrese de mis vacaciones por Europa y este es mi primer post sobre algunas de las experiencias que viví por allá. Intente hacer reservación para visitar el afamado restaurante “El Bulli” pero como fue imposible, nos decidimos por el restaurante panorámico Evo, ubicado en Barcelona o más exactamente en L’Hospitalet de Llobregat, en una cúpula acristalada construida a 105 metros de altura con 24 metros de diámetro, sobre el Hotel Hesperia Tower 5 estrellas, a 5 minutos del aeropuerto, que cuenta además con una espectacular vista al mar y a la nueva zona de negocios de Barcelona y por supuesto con la propuesta gastronómica del prestigioso chef Santi Santamaría.

La cocina no viaja, son las personas con apetito culturalmente curioso las que se desplazan para gozar de la gastronomía. Santi Santamaría

El chef Santi Santamaría cuenta con tres estrellas Michelín en su restaurante Can Fabes (Sant Celoni), y otras dos en su restaurante Sant Celoni ubicado en el Hotel Hesperia Madrid y eso fue suficiente para llamarnos la atención sobre su relativamente nuevo restaurante Evo (Inagurado en el año 2006), aprovechando nuestra estadía en Barcelona. No se permiten hacer reservas para

Toda la experiencia en el restaurante es, como diría un amigo peruano, “alucinante”. Llegas a la recepción del hotel y después de preguntar por el restaurante, te conducen hasta el ascensor y con una tarjeta marcan el último piso que es donde queda el restaurante. Solo se puede marcar pisos en el ascensor usando la tarjeta, algo típico de los hoteles. Una vez en el restaurante se nota que fue diseñado pensando incluso en personas discapacitadas con una rampa que permite acceder a los diferentes sectores, tiene una capacidad de 50 personas, incluyendo un espacio privado con una mesa para 14 personas situado en el mismo ambiente del restaurante, se permite fumar y aunque no se obliga a vestir de etiqueta, aconsejan que no se vaya en ropa deportiva. El ambiente es bastante agradable. Algo curioso al menos para mi es que los baños están dos pisos abajo y con el tema de la tarjeta para poder llamar el ascensor, se hace algo larga una ida al baño.

El servicio es impecable, pedimos el menú de degustación que es en 7 tiempos, esto es te sirven un plato y te explican que es, luego otro y así. Los meseros son impecables, muy atentos, alguno de ellos hablaba muy rápido, tanto que en ocasiones no le entendía. La comida es excelente, los quesos son simplemente deliciosos y hay para todos los gustos, la carta tiene una selección grande de vinos principalmente de España, muchos de bodega y viña mas que de denominación de origen o marca. Cuando llegamos a los quesos ya habíamos terminado la botella de vino que pedimos y se acerca el sumilier y nos sirve mas vino porque según él es un pecado comer queso sin degustarlo con vino y tiene mucha razón. Los vinos son algo costosos para lo que se ve de precios en otros lados.

El precio es de unos 150 euros incluido iva sin las bebidas lo que puede llegar a salir en unos 190 euros por persona, algo costoso pero me parece que se experimenta lo que se paga. En resumen se lo recomendaría a quienes puedan pagar el precio y disfruten de la comida particularmente catalana pero con gusto internacional.

Datos del restaurante:

Dirección: Gran Vía, 144. L’ Hospitalet de Llobregat Barcelona 08907. Como llegar?
Teléfono: 934135030
Reservas: 934135030
Gerente y Director Gastronómico: Santi Santamaría.
Jefe Cocina: Ismael Alegría
Jefe Sala: Jose Luis Diéguez
Sumilier: Arnaud Echalier
Website: http://www.restauranteevo.es