Así hablamos los santandereanos (Colombia)

Santander-200x268En realidad no hablo así, tal vez una que otra expresión, aun así soy santandereano a mucho honor así que aquí va como hablamos, si falta algo me cuentan (fue recopilado de “jijuemil” lugares):

El santandereano no habla de muchas cosas, sino de jijuemil vainas
El santandereano no come pudín, torta , sino amasijo
El santandereano no fuma tabaco, sino chicote
El santandereano cuando se cae no queda aturdido, queda atolondrado
A los santandereanos las frutas no se le pudren, se le apichan
A los santandereanos no les coge la noche, sino lo tarde
Al santandereanito no lo montan a tun-tun o en caballito, lo llevan a tuche.
Al santandereano no le da golpe de ala, si no le da chucha.
Al santandereano no le da hambre, sino filo
Al santandereano no le hacen disgustar, le sacan la piedra o lo hacen arrechar
Al santandereano no le obliga algo, sino que le toca
Al santandereano no le salen forúnculos, sino nacidos.
Al santandereano no le salen lagañas, sino pichas
El santandereano no tiene molestias estomacales, sino está ahito
Al santandereano no lo utilizan, se la montan o se la dedican.
Al santandereano no lo vigilan, sino que le tienen tirria o lo tienen entre ojos.
Al santandereano no se le da una reprimenda, si no se le da una juetera.
Al santandereano no se le echa bala, se le da candela o se le llena la barriga de plomo.
Al santandereano no se le queda mal, se le deja mamando o plantado
Al santandereano que se golpea no le dicen sóbese, sino chupe.
El santandereano no tiene machete, tiene macheta o peinilla
El niño santandereano no come dulces sino caramelos.
El santandereano no dice ¡de verdad, en serio!, sino ¡p’a Dios que sí!.
El santandereano al teléfono no contesta aló sino ¿a ver?
El santandereano en fútbol no hace un túnel, hace un virgo.
El santandereano en lugar de decir “increíble”, dice huy no no no no!!!
El santandereano no alista maletas, alista el perro.
El santandereano no baila pegado, sino que brilla hebilla
El santandereano no besa, sino marca
El santandereano no calienta el café, lo abriga.
El santandereano no camina, echa pata o anda en el carro de don Fernando.
El santandereano no come medias nueves, echa mecato.
El santandereano no come mogolla y dulce combinado, sino mestiza.
El santandereano no come morcilla, traga rellena.
El santandereano no come paleta, sino pocicle.
El santandereano no come papaya, come lechoza.
El santandereano no come pedacitos de carne, sino pilinchos.
El santandereano no come sandía, come patilla
El santandereano no cuelga el teléfono sino el cacho.
El santandereano no dice ¡qué importa! sino ¡qué jijuepuercas!.
El santandereano no dice alcánzame esa cosa, dice largueme esa joda.
El santandereano no dice ese tipo es sagaz, sino mucho perro, mucho avión, o mucho vivo.
El santandereano no dice esta delicioso, sino ta bueno, o esta deli.
El santandereano no dice hola amigo!, dice quiubo mano o qué pajó.
El santandereano no dice la cosa está difícil, sino está arrecha la joda.
El santandereano no dice mala suerte, sino mucha sal
El santandereano no dice no me gusta, sino vaya coma mute.
El santandereano no dice no moleste, sino deje de joder
El santandereano no dice que alguien es delicado, sino muy chocho.
El santandereano no dice que lo engañaron, sino que lo tumbaron o le dieron por la cabeza.
El santandereano no dice qué situación difícil, sino dice que vaina tan arrecha.
El santandereano no dice que tiene diarrea, sino toy cursiento o con churrias.
El santandereano no dice si, sino dígame.
El santandereano no dice wow, ay o uff, dice hústele.
El santandereano no es alto, es bolsón acaba ropa.
El santandereano no es arrebatado, es acelerado.
El santandereano no tiene talon, tiene jarrete.
El santandereano no es entrometido, es mas metido que un solar.
El santandereano no es arriesgado, es mas atravesao que la iglesia de Velez.
El santandereano no es bobo, es pingo, toche o caído del zarzo.
El santandereano no es campesino sino campeche
El santandereano no es marica, es roscón.
El santandereano no es marihuanero, sino burro
El santandereano no es mierda, es una boleta
El santandereano no es sinvergüenza, es conchudo
El santandereano no es tacaño sino amarrado o amarrete.
El santandereano no esta cansado, esta mamao
El santandereano no esta embriagado, sino jincho.
El santandereano no esta emocionado, esta enchufado.
El santandereano no esta lento, ta joche.
El santandereano no esta triste, sino que está carilargo
El santandereano no hace el oso, es una bandera, una boleta.
El santandereano no le da alergia, le da carranchin.
El santandereano no le da sarpullido, le da zarna o piquiña.
El santandereano no lleva paquetes o bolsas, sino jotos.
El santandereano no mira feo, mira rayado
El santandereano no monta bicicleta, sino cicla
El santandereano no orina, se mea
El santandereano no patea la pelota, la chuta.
El santandereano no pide que lo esperen, sino dice espéreme tantico
El santandereano no pide silencio, sino que se callen la jeta
El santandereano no pide un refresco congelado o un tan, pide un vikingo.
El santandereano no se asusta, se arruga o le da culillo.
El santandereano no se cae, se va de jeta
El santandereano no se declara, se destapa.
El santandereano no se enfrenta, si no revira.
El santandereano no se enfurece, se arrecha, se enchicha, se emberraca.
El santandereano no se pone traje formal, se pone el flux
El santandereano no se quita el cabello, se calvea, se tusa, se rapa o lo bajan del bus.
El santandereano no se viste elegante, sino se pone la pinta.
El santandereano no sufre de mal aliento, sino le huele la jeta.
El santandereano no tiene “amigas con derechos”, tiene pelos.
El santandereano no tiene abuela o abuelo, tiene nona o nono.
El santandereano no tiene alpargates, tiene cotizas o chocatos
El santandereano no tiene barriga, tiene buche.
El santandereano no tiene cabeza, tiene tusta
El santandereano no tiene cicatrices, sino chagualas
El santandereano no tiene clóset sino closer, cómoda.
El santandereano no tiene interruptor, tiene apagador o suiche
El santandereano no tiene niñitos, sino chinos, zurrones, calabazos, petustes o muérganos.
El santandereano no tiene tomacorriente, tiene enchufle
El santandereano no tiene trastos, tiene cutes.
El santandereano no toma caldo, sino changua
El santandereano no usa chaqueta, usa chompa
El santandereano no tiene testículos, el santandereano tiene turmas
El santandereano no usa zapatos de cuero sino de material.
El santandereano no vomita, sino que llama a hugo y juaco.
El santandereano no toma, el santandereano jarta.
La mujer santandereana no queda embarazada, sino que está pipona.
La santandereana no anda con el novio, sino con el arremuesco.
La santandereana no es engreída, es mucho ser picada
La santandereana no es linda, es mucho estar buena
La santandereana no es nalgona, es mucho ser culona
La santandereana no es tetona, es mucho tener tetas
Las santandereanas no son guisas o coimas, sino mantecas.
Los niñitos santandereanos no tienen canicas, sino pepas o maras.
Los niños santandereanos no ven dibujos animados o caricaturas sino matachitos.
Los profesores santandereanos no tienen preferencias por los alumnos, (roscas), sino cuellos…
Los santandereanos no comen brochetas, sino chuzos o pinchos.
Los santandereanos no dicen mentiras, hablan paja.
Los santandereanos no hacen chancuco, sino chanchullo.
Los santandereanos no juegan en el sube y baja, sino montan en el machín-machón.
Los santandereanos no juegan rayuela o golosa, sino tangara.
Los santandereanos no molestan, sino maman gallo
Los santandereanos no piden algo de más, sino ñapa

NOTA (Febrero 3, 2015): Últimamente este post ha tenido muchas visitas y quería complementarlo con un artículo de la wikipedia donde explican un poco el origen de Español Santanderano, como dialecto hablado en los departamentos de Santander y Norte de Santander. Según la Wikipedia:

El español santandereano es el dialecto del idioma español hablado en los departamentos colombianos de Santander y Norte de Santander. El dialecto puede sonar, para los oídos de los colombianos de las demás regiones, un tanto seco, de entonación recia y fuerte. Fruto de la herencia cultural guane y española de esta región del país.

Entre sus principales características se incluyen el uso mayoritario del llamado ustedeo , tanto en circunstancias formales como informales; el seseo al igual que en toda Hispanoamérica; el escaso uso del tuteo, que está reservado casi exclusivamente a conversaciones entre parejas y en personas de clase media-alta y alta, al entablar conversaciones entre familiares y amigos muy cercanos. En esta región de Colombia existe el voseo en zonas del departamento de Norte de Santander como el municipio de Ocaña y municipios aledaños, pero no se emplea en el habla formal ni informal de ciudades capitales como Bucaramanga o Cúcuta. En el dialecto santandereano hay ausencia de yeísmo, marcándose claramente la distinción entre la letra “y” y la “ll”, en palabras como cayo y callo, a diferencia de gran parte del país. Este dialecto se reconoce también por su carácter fuerte, muy particular de los santandereanos. Se dice que el carácter de los santandereanos y el hablando fuerte de estos, se heredó de los españoles, en su mayoría provenientes del norte de España, que habitaron la región durante siglos y de los muchos alemanes que se establecieron a mediados del siglo XIX y durante el siglo XX en esta región de Colombia.

  • jaime cacua camargo

    El nortesantandereano toma onces en lugar de medias nueves, lleva habío en lugar de lonchera, no sale a descanso sino a recreo; se enrosca cuando ta arrecho, pregunta qué jué, qué pajó, que tripa se le torció, no dice ola sino ole, quiubo mano; los niños son chinos, y si joden mucho son un zurriago, una liensoria, un arrancao, cansan mas que un coto en una subida, cuando esta de acuerdo con algo dice “qué si qué?, no esta pobre ta llevao, ta micio, alguien sucio es un frondio, no estudia come libro, una cosa bonita es muy cherevere o chencle, no dice tan bobo sino tan toche, no es orgulloso, es creido o picao, no es feo es un adefecio, no tiene perro sino lángaro, no tiene papi sino taita, no es parcero sino mi bobito, no es bruto sino una tapia, una bestia, un atolondrao; no es mal deportista sino un tronco; en el bus urbano no usa el timbre sino que grita parada; si no el bus no se detiene le pregunta al chofer si “me va a llevar pa su casa?”, ante lo cual el chofer responde”no porque ya tengo manteca”; no pierde materias sino que se raja; cuando alguien jode mucho, en extremo, es porque monta gorro o chalequea (monta chaleco); ante lo cual el llamado de atención es “póngale mangas al chaleco; no tiene problemas, ta pasando aceite, no le pegan sino que le cascan; no lo insultan sino que le jartan la perra; no golpea a puños sino que reparte tochazos; no tiene piernas sino zancas; no siente frio sino un jielalòn; no pide un poco sino tantíco; no usa bolsas sino pacas; no recoje sino que paña; no usa escaleras sino gradas; no toma cerveza sino agria; no va al trabajo sino a camellar; no salta sino brinca; no se asusta sino que se chupa; no se equivoca sino que la embarra o la caga; no conquista sino que arrastra el ala; no la esta enamorando sino que le está cayendo; un plátano verde pequeño es un chocheco; si quiere ofender a alguien le dice”métase un chocheco”; cuando algo no le gusta es porque no le trama; no toma un café con leche en pocillo pequeño sino un perico; dos cucas con queso en medio es un apretao; no baila sino que azota baldosa; no baila pegao sino amacizao