Pequeña Miss Sunshine – Little Miss Sunshine

Dirección: Jonathan Dayton y Valerie Faris.
País:
USA.
Año: 2006.
Duración: 101 min.
Género: Comedia dramática.
Interpretación: Greg Kinnear (Richard), Toni Collette (Sheryl), Steve Carell (Frank), Paul Dano (Dwayne), Abigail Breslin (Olive), Alan Arkin (abuelo).
Guión: Michael Arndt.
Producción: Marc Turtletaub, David T. Friendly, Peter Saraf, Albert Berger y Ron Yerxa.
Música: Mychael Danna.
Fotografía:
Tim Suhrstedt.
Montaje: Pamela Martin.
Diseño de producción: Kalina Ivanov.
Vestuario: Nancy Steiner.
Sinopsis: Los Hoover son una familia conflictiva: el abuelo esnifa cocaína y suelta palabrotas, el padre da cursos sobre el éxito con estrepitoso fracaso, la madre no da abasto, el tío se recupera de un suicidio frustrado al ser abandonado por su novio, el hijo adolescente lee a Nietzsche y se niega a hablar, y la hija pequeña, Olive, gafotas y ligeramente gordinflona, quiere ser una belleza. Cuando un golpe de suerte lleva a Olive a ser invitada a participar en el muy competitivo concurso de ‘Pequeña Miss Sunshine’ en California, toda la familia Hoover se reúne para ir con ella. Se apilan en su oxidada furgoneta Volkswagen y se dirigen hacia el Oeste en un trágicómico periplo de tres días lleno de locas sorpresas que les lleva al gran debut de Olive, el cual cambiará a esta familia de inadaptados de una forma que nunca hubieran imaginado.

Mi opinión: Vaya que es una familia totalmente disfuncional, un padre que se la pasa predicando los 9 pasos para el éxito, alguien totalmente ido de la realidad, bueno en realidad a mi no me gustan para nada los temas de superación personal, y tal vez sea por eso que no me gusto mucho la película, tiene situaciones divertidas e irreales, pero tanta referencia al dichoso método de los 9 pasos para ser exitoso, me iba exasperando un poco. De todos modos me gusto la actuación de la niña, pero eso siempre pasa con los niños en el cine, que de una u otra forma muestran cosas diferentes que atraen. La trama se basa completamente en una cultura muy gringa y tal vez por eso le llame la atención tanto a los americanos como para estar nominada a los oscar como mejor película. La actuación de Alan Arkin como el abuelo si me pareció excelente y su oscar como mejor actor de reparto si me parece merecido.

 

  • La película me divirtió bastante, quizá por la costumbre de ver historias de “frikies” a que tanto nos tiene acostumbrados Almodóvar a los españoles. No es un “peliculón”, pero me divertí mucho con esa familia de enloquecidos. La actuación de la niña, muy buena.